SITUACIÓN GEOLÓGICA de COLOMBIA

 

 

La placa Suramericana, evolucionó a partir de la acreción/amalgamación de microcontinentes, lo que propicio la formación de cinturones móviles proterozóicos, los cuales se distinguen por la diversidad de origenes, edades y evolución tectonoestructural. En la placa Suramericana, son reconocidas tres grandes entidades tectónicas: la Plataforma Suramericana, la Plataforma Patagónica y la faja de doblamientos, representada por la Cordillera de Los Andes y por el Sistema montañoso del Caribe (figura 1)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Plataforma Suramericana, cuyo basamento de história geológica se reporta al Arcáico, y que contiene a Brasil y parte de Colombia, completo su consolidación entre el Proterozóico Superior y el início del Paleozóico.

 

 

El basamento de la Plataforma Suramericana está constituído por terrenos tectono-metamórficos, sometidos a la fácies anfibolita a granulita y granitoides de edad Arcáica. Unidades Proterozóicas (representadas por fajas de doblamientos) son normalmente, de fácies esquisto verde a anfibolita con coberturas sedimentarias y volcánicas, poco o no deformadas y diversos granitóides cronocorrelacionables.

 

El ciclo Brasiliano, es un expresivo evento tectono-magmático ocurrido en la Plataforma Suramericana durante el Neoproterozóico. Este evento, facilitó la formación de fajas dobradas, coberturas plataformales y una granitogénesis sin a tardi-orogénica.

 

Las áreas cratónicas o Cratones pré-brasilianos permanecieron como bloques estables durante la evolución de este ciclo, aportando detritos a las cuencas marginales que se formaron y sirvieron de antepais para las fajas dobladas que se establecieron en sus margenes. Diversas fajas, regiones o sistemas de doblamientos Brasilianos pueden ser distinguidos sobre la plataforma Suramericana, tanto dispuestas en los bordes de los cratones, asi como apartadadas de estos: Paraguay-Araguaia, Brasília, Gurupi, Sergipana, Rio Preto, Araçuaí entre otras.

 

Colombia presenta una condición única en el extremo noroccidental de América del Sur, localizada en una zona donde se dá la interacción de las placas Sudamericana, de Nazca y del Caribe. Esta condición diseña un panorama tectónico bastante complejo e instigante, tornando esta región un interesante albo de estudios.

 

Colombia, se encuentra dividida en dos unidades fisiográficas: la primera de ellas en la región este, hace parte de la Plataforma Sudamericana y conocida como Los Llanos Orientales, la segunda unidad, al oeste, constituye la parte andina colombiana, donde procesos formadores de fajas dobladas están desarrollándose hoy.

 

Los Andes Colombianos están constituídos por tres ramales cordilleranos (fig. 2), de direcciones aproximadamente N-S y cada una con características geológicas y estructurales propias. De este para oeste se tienen las Cordilleras Oriental, Central y Occidental, las cuales están separadas por los valles de los rios Magdalena y Cauca-Patía, respectivamente. En la frontera con el Ecuador, Los Andes tienen un ancho medio de 200 km., alcanzando más de 600 km, entre los paralelos 60N y 70N.

 

La Cordillera Oriental presenta un basamento precámbrico y paleozóico, suprayacido por rocas sedimentarias mesozóicas así como algunas cenozóicas. Tiene una orientación NE y una altura máxima de 5.495 m., en la Sierra Nevada del Cocuy. En el departamento de Santander la Cordillera dividese en dos ramales, uno con direción N, formando la Serranía de Perijá, y otro de orientación NE, que forma, en Venezuela, Los Andes de Mérida.

 

La Cordillera Central se encuentra separada de la Oriental por el valle del Rio Magdalena (el más importante de los ríos colombianos). El basamento paleozóico está intruido por importantes cuerpos ígneos Jurásicos y Cretácicos. En algunas regiones, estas unidades se encuentran suprayacidas por rocas volcánicas y sedimentarias de edades Mesozóicas a Cenozóicas. Las mayores alturas encontradas en esta Cordillera están representadas por los volcanes Nevados del Huila (5.750 m.), Tolima (5.620 m.) e Del Ruíz (5.400 m.). La actividad volcánica y sismogénica en Colombia se encuentra concentrada principalmente en esta región, así como una importante parte de la población y la infra-estructura económica.

 

Los valles de los ríos Cauca y Patía separan geográficamente la Cordillera Central de la Occidental, adicionalmente, por estos valles transcurre el Sistema de Fallas Cauca-Romeral, el cual a su vez representa una zona de sutura, separando materiales de afinidad continental (Cordillera Central) de rocas de afinidad oceánica (Cordillera Ocidental).

 

La Cordillera Occidental es constituida por rocas mesozoicas y cenozoicas, siendo que la mayoría de estas rocas son de afinidad oceánica, correspondiendo a basaltos con "pillow lavas" y sedimentos tipo "flysch". Las máximas alturas encontradas en esta Cordillera alcanzan los 4.400 m. y 4.800 m., en los Páramos de Urrao, Frontino y los Farallones de Citará y Cali.


Otras unidades fisiográficas, arealmente menores, de Colombia deben ser mencionadas:

 

·         Al norte, elevase la Sierra Nevada de Santa Marta con una altura cercana a los 5.800 m., constituída por rocas metamórficas de edades Precámbricas y Paleozóicas intruidas por granitoides mesozóicos y cenozóicos.

·         Al oeste, en el departamento del Chocó se encuentra la Serranía del Baudó con altura máxima de 1.960 m., formada por rocas mesozóicas de afinidad oceánica;

·         Al noreste del departamento de Antioquia, elevase la Serranía de San Lucas, compuesta por rocas metamórficas (neises, anfibolitas y mármoles) de edad Precámbrica, filitas paleozóicas e intrusivos mesozóicos;

·         Al este, en la zona de los Llanos Orientales, se encuentra la Serranía de La Macarena constituída, principalmente, por rocas metamórficas precámbricas.